ARTICULOS

Docentes bien formados y evaluados, las claves del éxito educativo

ARTICULOS / 17 de Abril de 2018

En París se reunieron los países que tienen mejores resultados y formularon recomendaciones.

 

Maestros bien formados, salarios atados al rendimiento y programas de estudio con un fuerte foco en matemáticas y ciencias son algunas de las recomendaciones que surgieron de un seminario que organizó la Delegación de la Argentina en la Unesco -a cargo de Rodolfo Terragno- que se hizo en París. Expusieron expertos de Singapur, China, Japón, Corea del Sur, Finlandia y Estonia, países que ocupan los puestos más altos en los rankings internacionales sobre calidad educativa. Participaron el ministro de educación Alejandro Finocchiaro, otros ministros de la región y 19 docentes que ganaron el premio “Maestros Argentinos”.

Las sesiones tuvieron lugar recientemente en la sala mayor de la Unesco, ante una audiencia muy numerosa y la presencia de embajadores de distintos países del mundo. El seminario se concentró principalmente en la educación básica, que es la que condiciona la ulterior evolución académica.

Las exposiciones han sido discutidas con las delegaciones de otros países latinoamericanos, cuyos sistemas educativos enfrentan problemas similares a los de la Argentina. De allí surgieron las recomendaciones. Entre ellas se destacan las siguientes:

Formación de los docentes. Fue unánime el criterio: no hay educación de calidad sin docentes de calidad, y esto implica procedimientos selectivos muy exigentes. En la mayoría los países que están a la vanguardia educativa no se puede ser maestro sin tener un título universitario y pasar uno o más exámenes. Aprobados estos, el aspirante obtiene una licencia para enseñar con validez por cierto número de años, al cabo de los cuales el maestro debe revalidarla.

Salarios. Deben aumentar en función de evaluaciones periódicas sobre la eficacia del docente. Todos tienen la obligación de seguir cursos de actualización y perfeccionamiento que suman puntos. El nivel de salarios no tiene siempre correlación con la calidad de la educación. Los docentes de Luxemburgo ganan más que los de cualquier otra parte del mundo y el país no figura en los 30 primeros puestos del PISA. Con salarios relativamente más bajos, Singapur ostenta un absoluto liderazgo en el ranking. De los países que participaron en el seminario, los únicos con salarios docentes por encima de la media dentro de la OCDE, son Corea del Sur y Japón. Los docentes tienen, al iniciarse, un sueldo-promedio equivalente al sueldo básico de los empleados públicos; pero los incrementos por puntos acumulados son significativos.

Curricula. Los programas de estudio deben inducir a los chicos a un creciente conocimiento de las matemáticas y las ciencias, que son imprescindibles, aun para las ciencias sociales. Los programas de los países líderes dan gran importancia al desarrollo de la lógica y el razonamiento científico, dirigidos al análisis y resolución de problemas. Los docentes deben tener dominio de esos temas.

Enseñanza de las matemáticas. Hay que prestar atención al exitoso método de Singapur. No se empieza a enseñar con números. Los chicos aprenden las operaciones fundamentales en grupo, agregando, quitando y separando objetos. En una segunda etapa, deben trabajar con proporciones, haciendo gráficos de línea o barras; sólo después de ese ejercicio comienzan a operar con números. No se los hace aprender fórmulas de memoria sino llegar a ellas por medio del razonamiento. La relación causa-efecto domina toda la formación posterior. El alumno debe saber, aun cuando los cálculos los haga una computadora, por qué se llega a determinado resultado.

Creatividad en el aula. La experimentación aumenta los conocimientos y ayuda a relacionar a unos con otros. Los chicos no sólo deben experimentar con objetos; también con elementos gráficos y aun de realidad virtual. Determinados juegos electrónicos estimulan la estrategia, la toma de decisiones y la agilidad mental.

Concluidas las sesiones con los expertos extranjeros, hubo en el seminario una sesión especial dedicada a las historias de éxito que, en otro orden, puede exhibir la Argentina, como el éxito en educación inclusiva. El experto argentino Juan Carlos Rabbat se refirió a la tele-educación, que permite llevar enseñanza a los lugares más remotos y aislados. Claudia Gómez Costa, de la fundación "Aprendiendo bajo la Cruz del Sur", explicó cómo donaciones privadas le han permitido a esa fundación dar acceso a Internet a escuelas de 135 parajes, como Techat, en medio del boscoso Impenetrable chaqueño, habitado por las comunidades Wichi y Qom.